Interpretación simultánea


Jacobo Kaufmann domina a la perfección los idiomas castellano, inglés, alemán, francés, italiano y hebreo.
En 1963 fue descubierto como intérprete simultáneo por el Dr. Emilio A. Stevanovich, en Buenos Aires. Desde entonces, y hasta el año 1972 se ha desempeñado como tal, utilizando todos los idiomas mencionados, en innumerables congresos científicos y conferencias internacionales sobre temas diversos, realizadas en la Argentina. Desde 1972 y hasta la fecha, ha sido convocado a interpretar simultáneamente en numerosos congresos, conferencias y seminarios internacionales, científicos y de interés general en Israel y Europa. Ha interpretado asímismo para jefes de estado, ministros, y otras altas personalidades locales e internacionales.

Traducciones literarias


Entre las numerosas traducciones literarias de Jacobo Kaufmann se destacan:

"El Dibbuk" del idish al castellano.
"El Meteoro" de Friedrich Dürrenmatt, del alemán al castellano.
"Jacques ou la soumission" de Eugene Ionesco, del francés al hebreo.
"Isaac Offenbach und sein Sohn Jacques", de Jacobo Kaufmann, del alemán al inglés y al castellano.
"Carvajal, El Testamento de Joseph Lumbroso", de Jacobo Kaufmann, del castellano al inglés.
"Obras de Antonio José da Silva (O Judeu)":
Tomo I: "Vida do Grande D.Quijote de la Mancha e do Gordo Sancho Pança", del portugués al castellano. "Esopaida o Vida de Esopo", del portugués al castellano.
Tomo II: "Os Encantos de Medeia", del portugués al castellano.
"Anfitrião ou Jupiter e Alcmena", del portugués al castellano.
Tomo III: "O Labirinto de Creta", del portugués al castellano.
"Guerras do Alecrim e Mangerona", del portugés al castellano.
Tomo IV: "As Variedaded de Proteu", del portugés al castellano.
"Precipicio de Faetonte", del portugés al castellano.
"El diablito de la mano agujereada", del portugés al castellano.
"Himmelweg" de Juan Mayorga, del español al hebreo.
"Por qué a Naftali lo llaman Naftali", de Alona Frenkel

Jacobo Kaufmann también ha traducido los textos en las partituras de varias óperas, lo cual exige desde luego una adaptación minuciosa a la música, a textos poéticos, y a estilos teatrales. Algunas de estas traducciones fueron utilizadas para las producciones de importantes teatros líricos. Entre ellas vale la pena mencionar:
"El Empresario" de Mozart, del alemán al castellano y al hebreo.
"Bastien y Bastienne" de Mozart, del alemán al castellano y al hebreo.
"La Flauta Mágica" de Mozart, del alemán al castellano y al hebreo.
"Le Mariage aux Lanternes" de Offenbach, del francés al hebreo.
"Ba-ta-clan" de Offenbach, del francés al hebreo.
"Daphnis et Chloe" de Offenbach, del francés al hebreo, alemán y español.
"Pomme d'Api", de Offenbach, del francés al alemán.
"Monsieur et Madame Denis", de Offenbach, del francés al alemán.
"Monsieur Choufleury restera chez lui le...", de Offenbach, del francés al alemán.
"Fowl Play" de Goldstein/ Kaufmann, del hebreo al inglés, alemán y castellano. .
"El Emperador de Atlantis" de Viktor Ullmann, del alemán al castellano y al hebreo.